http://www.traumayortopediaslaot.org/sla

http://www.traumayortopediaslaot.org/slaot-2016/injerto-oseo-vascularizado-de-la-cabeza-femoral-con-cresta-iliaca-con-pediculo-muscular-musculo-sartorio-en-pacientes-con-osteonecrosis-de-cadera/

El doctor Capello es actualmente jefe de la cátedra y servicio de ortopedia y traumatología (PROFESOR TITULAR), jefe de la cátedra de patología quirúrgica I (PROFESOR TITULAR) en la facultad de ciencias médicas de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE ASUNCIÓN (PARAGUAY). y es otro mas de nuestros ponentes de excelencia que estará presente en la edición XXIV del Congreso Internacional de ortopedia y traumatología de la F/SLAOT 2016 del 12-14 de octubre en Punta Cana república Dominicana, a continuación presentamos uno de los artículos publicado por el dr Capello:
Injerto óseo vascularizado de la cabeza femoral con cresta iliaca con pedículo muscular (músculo sartorio) en pacientes con osteonecrosis de cadera

Inscríbete ya a nuestro congreso y disfruta de la unión, actualización y superación de la ortopedia latinoamericana
Inscripciones
INFORMES E INSCRIPCIONES:
https://www.registroslaot.com
congresoslaot@proconvenciones.com

Fuente
Este artículo es originalmente publicado en:
revistascientificas.una.py/index.php/RP/article/download/516/426
http://revistascientificas.una.py/index.php/RP/article/view/516
De: y Todos los derechos reservados para:
Dr José Mario Cappello Riveros
Facultad de Ciencias Médicas. Universidad Nacional de Asunción
Dr. Cecilio Baez casi Dr. Gaspar Villamayor
C.P. 1120 Asunción – Paraguay
Injerto óseo vascularizado de la cabeza femoral con cresta iliaca con pedículo muscular (músculo sartorio) en pacientes con osteonecrosis de cadera
José Mario Cappello Riveros
Resumen
La osteonecrosis de la cabeza femoral (ONCF)
también conocida como necrosis ósea aséptica de la
cabeza femoral, consiste en una enfermedad en el
flujo sanguíneo del tejido óseo de la cabeza femoral
con posterior infarto del mismo. El problema principal
de la patología es que no hay hasta el momento
un tratamiento ideal que calme el dolor, prevenga el
deterioro de la cadera y preserve la cabeza femoral,
aquí se habla de preservar la cabeza femoral, no de
reemplazarla.
El diagnóstico y la estadificación son fundamentales
para establecer un pronóstico. La radiografía
y la resonancia magnética son los elementos más
certeros para un diagnóstico precoz y además para
ver el tamaño, profundidad y ubicación de la lesión.
Es por esto que tomamos la clasificación de Pensilvania
( modificación de la clasificación de ARCO )
para encasillar la patología y darle un seguimiento.
Para este estudio hemos seleccionado 40 injertos
vascularizados en 34 pacientes (6 bilaterales), con
un seguimiento de 10 meses a 9 años. Los pacientes
seleccionados fueron adultos jóvenes con osteonecrosis
de la cabeza femoral asistidos en la Sala XI
del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias
Médicas de la UNA ( 21 ) y pacientes privados (13)
atendidos entre 1996 y 2004..
Conceptualmente, proponemos un tipo de cirugía
que es el “Injerto óseo vascularizado de la cabeza
femoral con cresta ilíaca con pedículo muscular”
que remueve el hueso muerto y lo reemplaza por
tejido óseo viable, que además de reperfundir sea
capaz de hacer de soporte para prevenir el colapso
de la cabeza femoral.En el análisis de los resultados
del postoperatorio, al evaluar el dolor, la capacidad
de marcha y la movilidad se obtuvo 82% (28/34) de
resultados satisfactorios; 16 de ellos (57%) con buenos
resultados y 5 pacientes (18%) con muy buenos
resultados, los que conviven sin anti inflamatorios o
fisioterapia; agregamos a este grupo los 7 pacientes
(25%) que tuvieron resultado aceptable, que necesitan
antiinflamatorios ocasionalmente (1 ó 2 comprimidos
semanalmente). Del 8% (6/34) de los pacientes
con resultado insatisfactorio, 2 (33 %) tuvieron
resultado limitante y 4 (67%) malos resultados; 5
pacientes tuvieron una conversión a RTC (reemplazo
total de cadera) y 1 paciente presentó dolor que
cedía con antiinflamatorios, pero que se resistió a
realizar RTC. El promedio del puntaje global obtenido
en el postoperatorio mejoró significativamente
en relación al preoperatorio , el cual corresponde a
un puntaje de bueno. Lo mismo se observó al evaluar
el dolor, la capacidad de marcha y la movilidad en
forma individual
Si tenemos en cuenta el pre y el postoperatorio de
los pacientes observamos que:
• La movilidad de la cadera en general no se
modificó
• La capacidad para deambular se incrementó
en la mayoría de los pacientes
• El dolor fue menos intenso luego de la cirugía,
disminuyendo el uso de antiinflamatorios
y analgésicos.
• Los pacientes en general estuvieron satisfechos
en cuanto a las expectativas de la cirugía.
La revascularización de la cabeza femoral surge
como una alternativa válida para preservar la misma,
demostrando frenar la progresión de la enfermedad
antes de la fractura subcondral o disminuir la progresión
a la artrosis y destrucción de la cabeza femoral
después que la fractura subcondral ha ocurrido.
Palabras clave
#osteonecrosis, #injerto vascularizado, #revascularización http://ow.ly/i/lVidW http://ow.ly/i/lViqq http://ow.ly/i/lVisD http://ow.ly/i/lVivo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s